¿POR QUÉ MAGNESIO?

Es el material estructural más ligero con una densidad de 1,8 g/cm3, siendo un 75% más ligero que el acero y un 33% más ligero que el aluminio, ofreciendo la mejor relación resistencia-peso de todos los metales estructurales comúnmente utilizados.

El magnesio es el séptimo elemento más abundante, constituyendo del orden del 2% de la corteza terrestre, y el tercero más abundante disuelto en el agua de mar.

Se obtiene a partir de agua de mar, salmueras y minerales de magnesio que ofrecen reservas ilimitadas, proporcionando una fuente abundante de materia prima.

Es un material 100% ecológico y reciclable completamente. El proceso de reciclaje de magnesio consume solo un 5% de la energía requerida para obtener la misma cantidad de material de crudo magnesio.

Posee una excelente estabilidad dimensional, así como una elevada resistencia al impacto y a la abolladura.

Es un material con una capacidad de amortiguación excepcional y baja inercia.

Las aleaciones de magnesio de alta pureza ofrecen una mejor resistencia a la corrosión que el acero y a la mayoría de las aleaciones de aluminio.

Su elevada capacidad para fabricar piezas de espesores finos permite realizar estructuras de una sola pieza en lugar de ensamblar varios componentes. Todo esto simplifica el diseño, reduce los costes de montaje, minimizando costos de herramientas y eliminando procesos de soldadura.

Ofrece ciclos de trabajo más rápidos en los procesos de fundición debido a que se requiere menos energía para alcanzar la temperatura de fusión. Así mismo se obtiene una mayor duración en los moldes ya que una menor temperatura de trabajo y la baja afinidad con el acero reduce los efectos de fatiga térmica y erosión de los utillajes.